Día 13: Fruto de las mareas….ya tengo botas

Mis nuevas botas

Viviendo en un lugar como éste no se puede ser muy exigente, ya dejé los remilgos enterrados bajo una roca y ahora disfruto las cosas tal y como llegan. Todo lo que el mar me trae es siempre bienvenido.

La mujer tiquismiquis,  mi yo antes de llegar a la isla, nunca  hubiera caminado descalza ni se hubiera puesto unos zapatos sin tacón. 

La mujer que soy ahora lleva los pies negros,  las plantas llenas de heridas, y sueña con unos zapatos que puedan darle cierta paz cuando camina.

Mis sueño es hoy una realidad, el número 13 de mis días de habitante en este lugar solitario, me ha traido junto con la marea un regalo que es como un milagro.

Son unas botas de hombre. Están muy estropeadas, pero al lado de los harapos con los que visto mis pies ultimamente me parecen la cosa más bella del mundo.

Gracias marea. Gracias mar.

¿Quién ha dicho que el número 13 da mala suerte?

Anne

Anuncios

7 comentarios en “Día 13: Fruto de las mareas….ya tengo botas

  1. Seguro que te van grandes, pero nada que un poco de fibra vegetal no pueda rellenar…

    … Y evitar heridas en los pies es fundamental… Tanto, como mantener ese ánimo que impregna tus escritos, las botellas que los contienen, los ojos que los leen…

    Salud, suerte y paso firme, Anne

    Me gusta

  2. Caminante:

    ¿Un 47 y medio? Con esa base me imagino que es difícil que tu centro de gravedad quede fuera de órbita….

    Ummmm, cuando me envíes un camello con sedas y dátiles, no olvides añadir una bota de las tuyas, la usaré como bañera 😉 para hacer unos largos.

    🙂

    Anne

    Me gusta

  3. Ten cuidado con esas botas, no vaya a ser demasiado grandes para tus pies de dama, las heridas que puede dejar un calzado demasiado pasado de talla, podrían hacer palidecer las que te han provocado las rocas o las raices de tu isla.

    (De hecho, si las botas fueran mías -un 47 1/2- te valdrían más como baul para guardar tu poca ropa, que como calzado)

    Besos.

    Me gusta

  4. Little Pirat

    Bueno bueno Anne, ya sera menos, no creo que fueras tan tiquismiquis. Una mujer de tu temperamento seguro es de las primeras que rompieron moldes y llevaban puestos los primeros pantalones de la historia.
    Estas encantada de vivir como siempre has querido vivir “salvaje” sin roles sociales, sin… vestidos de puntillas.
    Animo pero.. ¡¡cuidado!! ve con algo de ropa no rompa tu historia algun mal bicho con catalejo y te vea con poquita ropa.

    Me gusta

Tus comentarios me alimentan....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s