Día 26: Domingo de excursión a isla vecina

Mi isla vecina

He pasado una noche rara, he abierto los ojos cincuenta veces y los he vuelto a cerrar cuarenta y nueve, la última vez se han quedado abiertos y me he levantado.

Mi eterno estómago vacío no se ha sentido solo, esta mañana estaba acompañado y casi oculto entre mis dolores en las piernas, mis lumbares destrozadas  y otras zonas corpóreas que ni siquiera sabía que existían dentro de mi.

Le he echado la culpa a este montón de hojas que llamo colchón, también a mi alimentación de dudoso equilibrio pero sobre todo creo que estoy pagando los efectos de la construcción de mi terraza de conchas. Da igual, ha merecido la pena.

Domingo soleado y con el mar en calma. La única isla que rompe mi horizonte y a la que siempre miro para cortar líneas rectas me estaba llamando a gritos. Vamos Anne, mete los pies en el agua y empieza a nadar.

Sin pensarlo dos veces me he acercado, me he lanzado al mar y he nadado, he cerrado los ojos y sin parar de mover los brazos y las piernas he visualizado un yo sin dolor, un yo capaz de llegar nadando a mi isla vecina, un yo fuerte sin hambre y sin dolores repartidos como un tablero caótico por todo mi cuerpo.

He llegado pronto. Es un islote diminuto lleno de vegetación y con pequeñas cuevas  que visitaré mañana.

Es un lugar pequeño pero es mi pequeño lugar. Me siento más sirena que ave voladora …

Anne (desde isla vecina)

 

Anuncios

5 comentarios en “Día 26: Domingo de excursión a isla vecina

  1. Caminante:

    Es lo que tiene vivir cada día al límite y sin saber si podrás comer, respirar, si sufrirás ataques de alguna bestia marina, si un barco con bandera peligrosa fondeará cerca de mi playa…

    Estoy segura de que en tu oasis sufres síntomas muy parecidos.

    Anne 🙂

    Me gusta

  2. Una pregunta ¿Tienes algo de comida para pasar el día? Por que si no los dolores serán mañana bastante más intensos y el regreso desde isla vecina bastante más peligroso.

    Besos.

    Me gusta

  3. Concha:

    Supongo que el mundo es de los que se mueven.

    Sabes, no tenía ni idea de que el Ego llegara a doler pero, tu eres la experta.

    Enhorabuena por la publicación de tu libro.

    Anne

    Me gusta

Tus comentarios me alimentan....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s