Día 27: Un burro llamado Martes

Martes, mi nuevo descubrimiento

Nunca pensé que por estas latitudes existieran este tipo de animales viviendo salvajes en medio de un islote, pero la realidad supera siempre lo que damos por hecho.

Tras mi excursión a Isla Vecina volví descansada, como si una noche fuera de mi isla sirviera para cambiar mis puntos de vista, para hacerme ver las cosas de otra manera. Y es que ver tu hogar desde fuera te abre la mente más rapidamente que un corte en la frente.

Volví con más hambre, con el pelo más rubio y con una balsa improvisada para transportar a mi nuevo compañero, Martes, que no se como pudo sobrevivir en Isla vecina hasta mi llegada.

Martes es un burrito que está en los huesos, es dulce como el algodón aunque no esté vestido de blanco y como era de esperar, le tiene tanto miedo al agua como a las pulgas que campan a sus anchas por todo su cuerpo.

Mi gato Viernes se ha declarado en rebeldía, no se donde está aunque sospecho que me espía hasta que me haga digna de su atención. Los gatos al parecer no olvidan que sus dueños desaparezcan sin previo aviso.

Empieza la aventura de conseguir que Viernes engorde un poco…..¿ A los burros les gusta el coco?

Anne

Anuncios

11 comentarios en “Día 27: Un burro llamado Martes

  1. “…te abre la mente más rápidamente que un corte en la frente.”…

    Con tu permiso, me guardo la imagen por si un día me hace falta… ¡Guau!

    Respecto al burro y al coco… siempre he pensado que los burros y los caballos aprendieron a galopar jugando con las mitades de un coco 😉

    Salud, suerte

    Me gusta

  2. Pingback: Día 42: Un regalo del cielo…una cama barca « CABO LEEUWIN

  3. Caminante:

    Ya está escrita la nota:

    Por favor, ya vale de animales no comestibles, estamos formando una familia numerosa y no hay forma de alimentarnos todos.
    (hoy me como tu pata, vale, pero mañana me como tu oreja, qué? qué? es verdad, ayer me comí la otra…vale, pues te la dejo)

    Anne

    Me gusta

  4. Definitivamente estás en la isla misteriosa y el Capitán Nemo te va dejando regalos…, eso sí, ya que estás, déjale una nota para que la próxima te regle una pareja de cabras, tienen mejor salida.

    Besos

    Me gusta

  5. Carlos:

    Pues me temo que mi burro ha empezado a hacer sus primeros pinitos con el coco. Lo abre con sus patas a base de golpes y luego se bebe el líquido que no se ha derramado.

    Dentro de nada creo que…..comerá coco sino quiere quedarse más delgado todavía.

    Anne

    Me gusta

Tus comentarios me alimentan....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s