Día 47: Calor asfixiante

Hace tanto calor que pensar en hierba verde y húmeda, me refresca tanto como un baño en agua helada.

El sol de hoy que envuelve mi isla perdida no es un sol cualquiera. Es el mismo de ayer pero parece que quema un millón de veces más. Me muero de calor. La brisa es fuego, me quema la garganta y respiro como si tuviera los pulmones cansados.

De no estar mi isla en medio de un océano, pensaría que habita en medio de un desierto arrasado por el fuego.

Hierba verde. Primavera. Otoño. Necesito que cambie el tiempo.

Mi isla paraíso parece un infierno mortal y paradisíaco.

Anuncios

2 comentarios en “Día 47: Calor asfixiante

  1. Clara:

    Me gusta la idea de pensar en una bañera. Quizás pronto me lo plantee y deje la hierba para las vacas.

    Vacas….que término tan lejano al escenario de mi isla.

    De acuerdo, otro día pensaré en vacas.

    Graze y vuelve cuando quieras. Te prestaré mi bañera y te dejaré jugar con mi Vaca Leeuwin.

    Anne

    Me gusta

  2. Clara Monforte

    Espero que la imaginación te haya salvado del calor. ¿Por qué no piensas directamente en una bañera de agua helada y te saltas el paso de la hierba húmeda? Será mejor que te cubras el cuerpo para no quemarte, puedes usar la ropa que encontraste en el suelo. Es una idea.

    Me gusta

Tus comentarios me alimentan....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s