Día 51: Encuentro aloe vera

Aloe vera en Cabo Leeuwin

Ya he encontrado una nueva medicina y tiene nombre y apellidos. Aloe Vera.

¿Me comeré las hojas mezcladas con Noni?

¿Me beberé su jugo en el desayuno?

¿La masticaré como si fuera tabaco de mascar?

Me temo que tengo un problema. Tener acceso a una planta medicina y no saber usarla es como no tenerla.

Siempre me quedarán los Nonis.

Anne

Anuncios

4 comentarios en “Día 51: Encuentro aloe vera

  1. Miva

    Mis abuelas quitaban la punta, la soasaban un poco y la abrían en dos; luego aplicaban (dejándola enfriar un poco) la parte de adentro, esa especie de gelatina o pulpa media transparente sobre golpes, paperas o músculos hinchados para desinflamar.

    Me gusta

  2. Te contaré un secreto, para las heridas se corta un trozo de hoja y se pela la parte superficial de la parte cóncava. Luego se aplica directamente sobre la hérida a modo de cataplasma y se deja durante unas horas, y así se hace el milagro y las heridas curan muy rápidamente.

    Abrazos

    Me gusta

Tus comentarios me alimentan....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s