Día 78: Mi sillón de madera en playa norte

Dentro de mi paraíso tengo una serie de lugares dedicados a la observación del mar. Son espacios en los que la naturaleza y los elementos me han ayudado a crear líneas que se adaptan a las formas de mi cuerpo.

Este es mi sillón de madera colocado ( gracias a una fuerte marea) en playa norte. No es un Diamond ni un Wassily pero su valor es inmensamente mayor.

Lo llamo Fauteuil Leeuwin y sentada sobre él he pasado largas horas con la mirada perdida en un horizonte tan plano como mi vientre.

Pronto cumpliré un año en este lugar….mi suerte no tiene límites. Mi único límite es mi piel.

Anne

Anuncios

4 comentarios en “Día 78: Mi sillón de madera en playa norte

  1. Flavia
    =====

    Si algún día el destino me obliga a dejar mi paraiso en Cabo Leeuwin, te aseguro que me llevaré el sillón tronco ( y otro montón de objetos que dibujan mi vida aquí).

    Un año, si, el tiempo es una gacela oscura que no se detiene nunca.

    Gracias por tu visita.

    Anne

    Me gusta

  2. No cabe duda de que en formas así, espontáneas, que dependen de la mirada, es en las que se inspiran los muebles que después encontramos en nuestros salones (o en los salones de los demás). Tener una mirada es poseerlo todo. Un abrazo hasta tu isla. ¿Un año ya? ¿Y hasta cuándo?

    Me gusta

Tus comentarios me alimentan....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s