Día 104: Comida digna de un rey

He guardado este manjar para un día como hoy. No he esperado a un día de fiesta porque las fiestas y las celebraciones han perdido su sentido por la falta de un verdadero calendario.

Llevo semanas guardando los ingredientes como si fueran perlas salvajes y ha llegado el día de colocarlo en el recipiente que llamo sartén y ponerlo al fuego.

Me esperan momentos de placer y después, al menos, dos días de ayuno.

No importa, vale la pena.

Anne

Anuncios

5 comentarios en “Día 104: Comida digna de un rey

  1. Nunca he probado uno, pero esa cocción con sus propios jugos debe ser una delicia.

    Espero que tu isla te facilite el volver a preparar tamales algún día, y que pasen por el cuello de una botella.

    Salud y buen provecho, Anne

    Me gusta

  2. Pinata:

    Si, es un Tamal pero en versión Leeuwin.

    Está relleno de todo lo mejor que he podido conseguir ( que no es mucho), pero comparado con mi rudimentaria dieta diaria ha sido un verdadero manjar.

    Si me hubiera sobrado te dejaría un poco para probarlo pero….

    Gracias por tu visita a mi paraíso.

    Anne

    Me gusta

Tus comentarios me alimentan....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s