Día 113: Estoy harta de pescado

 

Si, si, lo sé. Tengo que estar agradecida por tener comida pero…..estoy harta de comer pescado.

Me sale por las orejas como una cera llena de escamas, me agobia el olor, me repugna el sabor. Vomito después de cada comida y empiezo a sentirme mal.

Ayer noté que se me movían dos dientes. Estoy preciosamente horrible. Necesito crema para la cara y si tuviera un huevo lo emplearía para lavarme el pelo. Estoy cansada, agotada, muerta. El verano se acerca con zancadas de gigante y ésto empieza a parecerse a una rueda noria.

Desde mañana me niego a pescar, y aunque los peces salten hasta mi cabaña, no me los voy a comer. Se los ofreceré a los pájaros que odio para ver si hacemos un trueque.

¿Alguién tiene un cepillo de dientes y pasta con sabor a menta?

Anne

Anuncios

7 comentarios en “Día 113: Estoy harta de pescado

  1. Te recomiendo la albahaca, de nuevo.

    En este caso, para la higiene.

    Siento lo del pescado. Hoy, a bordo, morena.

    Siento lo de las aves. Hoy, sobrevolándonos, alcatraces y pardelas.

    Salud y suerte. Anne.

    Me gusta

  2. Río Cinca

    Tienes razón, empezando por “al” vendrá del árabe y será con “j”, pero alberjes, en casa de toda la vida.

    Anda, anímate, busca un tronco y lánzate al agua, si no encuentras beneteau es igual, jeanneau, bavaria, puma, no te importe ni la especie, ni la raza, el primero que encuentres, pero abandona la isla pronto, que no te atrape la rueda noria, o no tendrás salvación.

    Te enseñaré a hacer silvatos con los huesos de los alberjes, raspando en la pared hasta que se haga un agujero…. en el hueso, claro.

    Me gusta

  3. Rio Cinca:

    Sin duda hoy es mi dia de suerte. Voy a escribir la fecha en una palmera para que no se me olvide 🙂

    Huevos con longaniza…..tan sólo escuchar esas palabras se me empiezan a caer las lagrimas…y encima de Graus….y las costillas de ternasco que forman parte de mi pasado como el puerto de Providence.
    Alberjes….ummmm ¿sabes que no todo el mundo conoce esa palabra?

    Es de noche pero voy a encender una antorcha Leeuwin para buscar un tronco 🙂 Hay una variedad por aqui llamada Beneteau ….

    Un millón de gracias.

    Anne

    Me gusta

  4. Río Cinca

    Tengo un cepillo de dientes y pasta con sabor a menta.

    Pero no se como hacértelos llegar.

    Porqué no vienes tú a por ellos y de paso te invito a comer, nada de pescado, unos huevos con longaniza (de Graus) y unas costillicas de ternasco, para postre cerezas y alberges que ya ha comenzado la temporada.

    Vamos, coge un tronco y lánzate al agua, seguro que hay otro mundo al otro lado del Cabo Leeuwin.

    Me gusta

Tus comentarios me alimentan....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s