Día 114: Fruta del paraiso…Alberje Leeuwin-Cinca

Alberjes de la variedad Leeuwin-Cinca

Han pasado los días y me estómago ha vuelto a descubrir sensaciones olvidadas en la noche de los tiempos…

La fruta ha llegado a mi isla en forma de una variedad de alberjes llamada Leeuwin-Cinca, con ella mi paladar ha descubierto un mundo de texturas dulces que le han devuelto el interés por seguir comiendo.

Ahora ya no soy la misma. Los dientes ya no se me mueven, no tengo nauseas ni mareos, mi enemigo escorbuto está encerrado en una prisión hecha de redes y de anzuelos que no pienso tocar….por ahora.

La felicidad es redonda y de color amarillo anaranjado… 

Grazie mille.

 

Anuncios

5 comentarios en “Día 114: Fruta del paraiso…Alberje Leeuwin-Cinca

  1. Pocas sensaciones como la de comer una fruta en sazón, cuando tanto tiempo se ha estado privado de ella, salvo los nonis, claro está.

    Veo que la isla no se despreocupa y sigue mandándote regalos. No puede ser de otra manera. La magía, a veces, emana de uno mismo, y la isla sólo tiene que moldearla.

    Salud y suerte.

    Le gusta a 1 persona

  2. ¡¡¡¡ Touché !!!!

    Es lo que tiene Mercurio a su paso por Géminis: distraído, encantador, manipulador, bromista….. breves días que transforman nuestras vidas……. a algunos se las transformaron tanto que vieron la luz.

    Me alivia saber que estás bien…… y mucho más que burles tu soledad visitando otras islas, espero encontrarte también por alguna de ellas.

    Te seguiré visitando en esta.

    Me gusta

  3. Rio Cinca:

    Agradezco tu preocupación pero estoy bien.Gracias al sol, al mar y a mi Cabo Leeuwin.

    He estado de viaje en una isla cercana y es que el 8 de Junio las estrellas llevaban mi nombre y tuve que rendirles pleitesía…

    Ya ves, Cabo Leeuwin somos dos a la vez, somos mercurio y aire.

    Gracias por tus visitas marinero.

    Me gusta

  4. Era mi intención animarte a abandonar la isla y ahora, tengo la ansiedad de no saber que ha pasado.

    Si los alberjes te dieron fuerzas para saltar, me alegro y te deseo que llegues con bien a donde sea, cualquier sitio mejor que este aislamiento en la isla.

    Y si algún día recibes esta botella con mi mensaje, estés donde estés, escribe aunque solo sea un “hola, estoy bien” en el mismo papel, y vuelve a tirarla al agua, me tranquilizará saber que todo acabó felizmente.

    Fugaz encuentro, suerte…

    Me gusta

  5. No sabía como hacerte llegar un cepillo de dientes y una pasta con sabor a menta, y al final te han llegado hasta los alberjes Leeuwin-Cinca.

    Me alegro que no solo te lleguen mensajes en las botellas, eso significa que tu aislamiento en Cabo Leeuwin se va desmoronando.

    Gracias por este día 114, todo un honor para mí.

    Me gusta

Tus comentarios me alimentan....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s