Día 119: Breve ausencia debida al escorbuto

Durante estos meses la falta de vitamina C ha hecho de mi un adefesio.

Mis encías y mis dientes han sufrido el castigo del escorbuto. No fui consciente hasta un día en el que era demasiado tarde.

La providencia me condujo hasta una rincón de playa metal en el que, escondido entre la maleza, encontré una montaña de vitamina C en forma de fruto verde.

Un árbol de kiwi me ha salvado la vida. Ahora sólo un diente se mueve pero creo que no va a caerse….gracias a Dios que no tengo espejos.

 

Anuncios

3 comentarios en “Día 119: Breve ausencia debida al escorbuto

  1. Leyendo botellas que tanto tiempo han estado navegando hasta encontrarme me hace sentir como un astronauta del futuro, que viaja a la velocidad de la luz, con el tiempo contrayéndose como las patas de un pulpo al tocar el agua hirviendo.

    Mienteras otros se angustiaban, yo vivía en el desconocimiento.

    Ahora, las piezas encajan con facilidad.

    Salud y suerte en el futuro que es hoy

    Me gusta

Tus comentarios me alimentan....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s