Día 138: Cartas para alguien que no soy yo

Image

 

Decir milagro, gritar milagro….

Hoy en Cueva Fría la providencia me ha mirado con buenos ojos, ofreciéndome un tesoro que no se come con la boca ni se mastica con los dientes.  

Es un saco viejo, mugriento como yo, un despojo escondido detrás de las piedras que cayeron cuando los murciélagos descubrieron mis trampas. 

Está lleno de cartas, cientos de cartas, miles de cartas que se perdieron y que hoy son historia. En otras condiciones las devolvería, intentaría localizar a sus destinatarios, pero hoy y aquí no voy a hacer nada de eso.

Hoy a ahora quiero imaginar que todas las misivas eran para mi. Todas y cada una dirigidas a Anne, Querida Anne, Estimada Anne, Adorada Anne, Te echo de menos mi dulce Anne, …y así durante unas días escucharé las voces que se perdieron y que hoy y ahora estarán destinadas única y exclusivamente a mí.

Anuncios

Un comentario en “Día 138: Cartas para alguien que no soy yo

Tus comentarios me alimentan....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s