Día 139: Mi Navidad sabe a gambas

Imagen

 

Las señales en el cielo me indican que la Navidad está a punto de llegar, y aunque una celebración así no tiene sentido en un lugar como éste, creo que voy a celebrarla.

Y confieso que la decisión no ha sido mía, ha sido del mar, mi mar, mi proveedor y mi carcelero.

Hoy mi enorme balsa de agua me ha permitido pescar tres gambas, tres tesoros que harán de mi cena de Navidad una recreación para los sentidos.

Tengo de tiempo hasta mañana para conseguir algo más.

Anne

 

Anuncios

Un comentario en “Día 139: Mi Navidad sabe a gambas

  1. La mar no sabe de mitos que no sean ella misma.

    ¿Qué mayor mito hay que la mar, que el océano, que nació y murió cien veces con el agua que llegaba de las estrellas?

    ¿Que milagro mayor que el condensar sustancias, concretar tejidos, agregar órganos, y convertirse la mar en gamba atrapada en un charco?

    Salud y suerte y felices noches todas

    Me gusta

Tus comentarios me alimentan....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s