Día 143: Año nuevo, botas nuevas

Image

 

O es la lluvia que al arrastrar el lodo las ha dejado al descubierto, o es un milagro de un Dios que creía olvidado, pero sea como sea, Aleluya ¡¡¡

Tener botas nuevas es como avistar tortugas poniendo huevos en la playa. Un regalo. Un seguro de vida para evitar cortes en los pies, para subir a “Roca Oso” sin romperse la crisma, para saltar de mi árbol del pan cuando empieza la tormenta, para….

Da igual. Soy Feliz. Tengo hambre.

Anne

Anuncios

3 comentarios en “Día 143: Año nuevo, botas nuevas

  1. Pingback: Día 196: El mobiliario Leeuwin y la cajita de miel | CABO LEEUWIN

  2. Pingback: Día 207: Regalos de marea no deseados | CABO LEEUWIN

  3. Yo no intento rescatarte de la isla. Aunque en algunas ocasiones has mencionado la búsqueda de un barco, creo que el día que necesites dejar la isla atrás nos lo dejarás bien claro.

    Es más, estoy convencido de que el día en que realmente quieras despedirte de la isla y buscar otros horizontes, lo harás sin que te haga falta ayuda de nadie.

    Ahora bien, sí que pienso cómo hacerte llegar comida. Pensarla enfocando tu imagen es un método, pero busco otro más contundente.

    Te he mandado un platito caliente. A ver si puedes cogerlo, ahora que tienes unas estupendas botas todo terreno.

    Salud y suerte

    Me gusta

Tus comentarios me alimentan....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s