Día 150: Un templo como regalo de la marea

Imagen

Un domingo como hoy podría ser un domingo cualquiera, pero el mar de mi Cabo Leeuwin ha hecho que se convierta en un domingo de “regalos de marea”.

Desde que vivo aquí, las corrientes marinas han sido mi única fuente de objetos, un maná que me ha facilitado la existencia en un lugar, en el que además de tierra, y agua y unos pocos animales, solo vivo yo.

Esta vez mi regalo de ultramar es extraño. No son cajas, ni restos de barcos, ni botas viejas ni trozos de velas, esta vez el mar me ha traído un templo hecho pedazos, en el que solo la estatua de Ganesha ha sobrevivido.

Estoy nerviosa, inquieta, tengo cientos, qué digo, miles de planes para este “regalo de marea”.

Gracias mar.

Anne

Anuncios

5 comentarios en “Día 150: Un templo como regalo de la marea

  1. Van Rap:

    Tranquilo, el pequeño elefante sigue vivo. Le gusta jugar en la playa y raro es el día que no viene a despertarme a la cabaña para darme los buenos días.

    En cuanto a Ganesha está en el templo que estoy construyendo en su honor.
    Tan pronto como esté terminado colgaré fotografías.

    Anner

    Le gusta a 1 persona

  2. Me voy acercando desde el pasado y oteo el horizonte por si veo la cúpula de un templo. Quizás acabaste poniendo en ella la vela, convirtiérndolo entonces en “faro de creyentes”

    Yo creo en tu isla y en tu existencia ,reflejada en las botellas que se van amontonando en la bodega secreta que me he agenciado en el GdC.

    Tengo curiosidad por saber qué hiciste con el elefantito. ¿No se habrá convertido en madera el que te encontraste con la trompa hundida en la arena? Si la magia dio vida a Pinocho ¿no se la habrá quitado al elefantito?

    Salud y suerte, también a Ghanesa vivo.

    Le gusta a 1 persona

  3. Hola Anne.

    Un blog no es más que eso, un tablón donde colgar sentimientos, ideas, opiniones… formas de ver la vida.

    El tuyo me intrigó desde que lo conocí, la expresión de un estado de ánimo, a través de una imagen… o al menos es lo que a mi me ha inducido.

    Este comentario tuyo es como un grito en la soledad de tu isla, directo, inesperado, me aturde, casi asusta, no se que decir pues desconozco el motivo, tan solo darte ánimos para superarlo y enviarte mi afecto por si puede consolarte.

    Río Cinca

    Le gusta a 1 persona

  4. Hola Anne.

    Me encanta este comienzo de tu 2014, un nuevo punto de vista, una luz que te ilumina permanentemente, un reloj que marca tus horas, que más da que luego no sigas su ritmo, es bueno tener un orden, aunque sea para transgredirlo imponiendo tu personalidad. Y ahora una estatua de Ghanesa, que da rienda suelta a tu imaginación. Todo un mundo nuevo, me alegro por ti.

    A propósito ¿quien era esa tal Ghanesa?

    Me gusta

Tus comentarios me alimentan....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s