Día 167: Y de repente…. frío

Imagen

Cuando parecía que el invierno daba a su fin en Cabo Leeuwin, cuando mis catarros número 1, 2  y 5 parecían estar curados del todo, entonces llega un frío tardío, uno de esos que llegan sin llamar a la puerta,et …voilà, je suis enrhumée.

Y aunque una isla como ésta no es el mejor lugar para estar como yo estoy, está claro que yo no puedo estar en otro sitio fuera de éste, así que armada con un batallón de paciencia y con mi cabaña travestida de nuevo en “modo invierno”, me dispongo a hacer frente a la adversidad como si la adversidad fuera una buena compañera.

Una infusión de hierba rumera, un buen fuego y a esperar que mañana el frío deje de habitar en mis huesos.

Anne

Anuncios

Un comentario en “Día 167: Y de repente…. frío

Tus comentarios me alimentan....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s