Día 181: Robando sismógrafos

image

Esto no es lo que parece. No es un palo vestido de amarillo ni es un tucán abrazado a otro tucán.
Esto es el resultado de mi primer robo acuatico, un robo de tecnología punta que venderé al mejor postor a cambio de comida.

Y es que cuando hay hambre se acaba la poesía. Cuando el estómago grita no sirven los poetas románticos ni los grandes novelistas de todos los tiempos. No sirve la filosofía ni las grandes religiones…

Sólo
sirve
la comida.
OBS secuestrado.
Rescate: su peso en comida.

Anne

Anuncios

3 comentarios en “Día 181: Robando sismógrafos

  1. No sé qué extraño comportamiento de las corrientes marinas ha propiciado que encuentre esta botella, que reluce intacta tras muy poco tiempo en la mar, antes que todas las que aún andarán vagando entre tu isla y el GdC…

    Quédate con el OBS. Aunque suelen ser timoratos y poco dados a la conversación, tienen un oído finísimo capaz de auscultar los biorritmos de tu isla y aprender más de ella… y siempre te proporcionarán flotabilidad cuando vayas a la isla de los tres ojos. Y, sobre todo, sé precavida cuando te sumerjas en azul oscuro… uno puede olvidarse de volver.

    Ya sabes donde encontrar la comida que te mando -entre hermanos en la mar nunca se niega un plato de comida ni un trago-. Ten paciencia, está aún en el fuego.

    Mientras, salud y suerte

    Le gusta a 1 persona

Tus comentarios me alimentan....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s