Día 215: Rúcula…mon amour

rucula leeuwin

Si tuviera que convertirme en un ser herbívoro, comería rúcula como si en ello me fuera la vida. Para desayunar, para cenar, para comer, para picar, para mezclar con el chicle y como aromatizador de la pasta de dientes Clay Leeuwin.

Haría del color verde mi religión, de la clorofila mi pan nuestro de cada día y del glucosinato que contiene mi anti cancerígeno favorito.

Lamentablemente los nacederos de rúcula son escasos en Cabo Leeuwin, y aunque el tamaño de mi estómago se ha reducido hasta parecerse a un riñón, no consigo saciarme a base de verde.

Me voy a pescar ¡¡¡

Anne

Anuncios

3 comentarios en “Día 215: Rúcula…mon amour

Tus comentarios me alimentan....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s