Día 225: Mi futura máquina de escribir

maquina escribir cabo leeuwin

Hoy ha hecho calor, pero no un calor cualquiera, ni un calor flojito, ha sido un CALOR con mayúsculas, de esos que te arrastran hacia el líquido elemento por encima de cualquier obstáculo.

El agua estaba helada, fría como la pata de un unicornio y por si esta razón no fuera más que suficiente para mantenerme en la orilla, una legión de carabelas portuguesas se habían apoderado de playa sillón. Así que ahí estaba yo, asfixiada, muerta de hambre ( si, lo sé, ésto no es noticia) y a punto de sufrir un síncope por mi natural intolerancia al calor.

Ya a punto de rendirme y ante la mirada atónita de todos los miembros de la Pandilla Noé que esperaban mi bautizo para seguirme en procesión, Ganesha se ha adelantado al resto y con su trompa ha empujado a las medusas como si de un aspersor tubular se tratara.

Mi primer baño del 2015 ha sido una epifanía a 17 grados centígrados, acompañada de una rotura del digitus tertius pedis (tercer dedo del pie) al engancharse con algo que estaba semi enterrado en la arena…..

Una máquina de escribir que he bautizado como Leeuwin 225.

Anne

Anuncios

4 comentarios en “Día 225: Mi futura máquina de escribir

  1. Van Rap:

    Suena bien eso de “dolencia bíblica”…aunque espero que mi “digitus tertius pedis” se recupere pronto, ya que de lo contrarío mi hambre sempiterno va a cronificarse si no consigo robar huevos, y correr después como alma en pena para no ser descubierta por los voladores que parecen pterosaurios.

    En cuanto al pequeño erizo me temo que no va a formar parte de la familia Noé….es queee,…yoooo, me lo he comido ya jijiji.

    Qué las fuerzas telúricas te acompañen en tierra firma hasta que embarques de nuevo.

    Saludos,
    Anne

    Le gusta a 1 persona

  2. escriturapublica Catalina T. M.

    Está preciosa, es una máquina de escribir soberbia e imperturbable ante el tiempo. Ánimo con el hambre, ánimo con el dedo, ánimo con el calor, ánimo con todo.

    Me gusta

  3. Estimada Anne:

    La fractura de tu tercer dedo del pie duele más -al menos a alguno de tus lectores- desde que se llama “digitus tertius pedis”… suena a exorcismo escatológico, a sentencia inapelable, a dolencia bíblica…

    Disfruta de los 17 ºC, si me permites el consejo: el cambio climático ha llegado, y lo ha hecho para quedarse -la invasión de carabelas portuguesas: una señal-.

    … Y, sobre todo, disfruta de tu traumático hallazgo: ya sabes cuántos esperamos tus botellas, y cuánto aplaudiríamos que el hallazgo te facilitara la tarea de mantenernos cerca de ti, estés donde estés.

    Salud, suerte y cuartillas, Anne.

    P.S: ¿Entrará el erizo en tu pandilla Noé?

    P.P.S.: Este mismo comentario lo he dejado en la botella anterior, por error. Fuerzas telúricas bapulean mi almacen de botellas. Desesperación.

    Me gusta

Tus comentarios me alimentan....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s