Día 241: Bacalao Leeuwin o el placer hecho pescado

Cod Leeuwin

Lo se. Yo pienso lo mismo.

¿Qué hace un bacalao en estas latitudes?

Pero si te digo la verdad no quiero saberlo, me da igual. No me interesa ver que Cabo Leeuwin es capaz de moverse por la superficie marina como si de un iceberg isleño se tratara. Quizás porque siempre lo he sabido y lo he intentado ocultar. Quizás porque los paraísos errantes todavía resultan más increíbles a ojos de los incrédulos, porque son paraísos tren de los de “ahora me subo” y “ahora me bajo”.

Resumiendo:

Me encanta el bacalao y este ha picado el anzuelo. Ya tengo cena. Ya estoy salvada. Ahora me falta una receta.

Se aceptan propuestas.

Anne

Anuncios

6 comentarios en “Día 241: Bacalao Leeuwin o el placer hecho pescado

  1. Estimada Anne:

    Que tu isla no está anclada a plataforma continental alguna, ni a la corteza terrestre que surge de dorsales oceánicas, es una cuestión que parece argumentada por decenas de botellas…

    Que los peces, a veces, se meten en berenjenales de los que no saben salir -y no me refiero sólo a las nasas-, es un hecho documentado:

    http://www.vistaalmar.es/medio-ambiente/tsunami/3125-llegan-eeuu-peces-vivos-escombros-tsunami-japon.html

    Si estuvieras… “en el continente”:

    En una bandeja de horno colocas patatas cortadas en lascas de 1 cm, fritas en aceite de oliva; sobre ellas, espinacas -cocidas y rehogadas con abundante cebolla en juliana- que cubran por completo las patatas; encima de las espinacas, supremas de bacalao salpimentado. 7 minutos al horno precalentado a 180ºC. Mientras, haces un all i oli al gusto, pero que quede espesito, y lo introduces en una manga pastelera -o bolsa para alimentos nueva-. Sacas la bandeja del horno y dibujas con el all i oli un enjeratado sobre el bacalao.
    Gratinas 3 minutos y listo.

    Sugerencia: unas pasas y unos piñones entre las espinacas no irían nada mal…

    En Cabo Leeuwin:

    Cueces algas hasta que estén tiernas, y las cortas en juliana. Las dejas enfriar. Escaldas el pescado -2 minutos en agua salada hirviendo-, lo dejas enfriar y lo colocas sobre la cama de algas. Busca hierbas aromáticas, pícalas todo lo que puedas, espolvorea el pescado, y riega todo con abundante zumo de limón, lima, naranja, o cualquier cítrico que encuentres en la isla.

    Ahora bien, si entra en juego la magia de Cabo Leeuwin, entonces…

    Salud y suerte, Anne

    Me gusta

  2. Paseando por la vida:

    Me gusta tu propuesta, aunque ahora me falta encontrar pimiento verde, cebolla y vino. El curry y el estragón los podré disfrazar con las hierbas que crecen en el centro de la isla.

    Voy a cenar ( mejor comer porque de noche la falta de luz es siempre un problema) como una reina.

    Gracias.

    Le gusta a 1 persona

  3. Los portugueses me enseñaron que a la brasa es lo mejor. Yo lo hago sobre una cama de pimiento verde y cebolla pochada y mareada con vino blanco unos quince minutos al horno. Añado unas patatas a lo pobre otros cinco minutos y luego el bacalao fresco encima, con vino, una pizca de curry, estragón y unos cherrys encima. Veinte minutos y listo

    Le gusta a 1 persona

Tus comentarios me alimentan....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s