Día 253: Red Velvet Leeuwin

Red velvet Cabo Leeuwin

 

Esta tarta no es real, es tan solo un producto de mi imaginación, de mi hambre y de todos los minutos que me separan del momento en el que la probé por primera y única vez.

Desde entonces sueño en color rojo, rojo y más rojo hasta que llego al RED. Y luego pienso en el blanco, blanco y más blanco de un frosting de queso. Y acto seguido paso a la suavidad del terciopelo, ter-ci-o-pe-lo, terrrrciopeeeelo hasta que llego a VELVET.

Y al final debo confesar que en sueños saboreo una tarta Red Velvet, la corto con un tenedor pequeñito y sin perderla de vista me la acerco a la boca para convertir mi paladar en una epifanía. Luego cierro los ojos y la saboreo como si fuera el ultimo trozo de Red Velvet sobre la Tierra …. un tesoro no disponible en ningún otro planeta del Sistema Solar.

Anne

Anuncios

Un comentario en “Día 253: Red Velvet Leeuwin

  1. En las aguas por las que he navegado últimamente flotaban botellas, pero eran de plástico y sólo transportaban promesas que ellas mismas incumplían.

    Qué grato volver a encontrar las tuyas, llenas de sueños y verdades. Paradójicamente, más fácil me es encontrarlas cuanto más me adentro en tierra firme.

    No me importa, siempre me llevo un poco de mar guardada en la memoria, y cuando abro tus botellas lo hago en su presencia. Es cuestión de respeto.

    Tu red vuélvete, un atardecer con promesas de viento.

    Salud y suerte, y la mía por reencontrarte.

    Me gusta

Tus comentarios me alimentan....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s