Día 283: Superviviente

image

Qué nadie se asuste !!!
Está débil pero vivo !!!

No sé por qué extraña razón este cetáceo ha llegado en tal malas condiciones a Cabo Leeuwin, no sé si tiene hambre, está enfermo o ha sido herido por algún barco, pero lo que tengo claro es que la pandilla Noé y yo nos vamos a dejar que le pase nada malo.

Vamos a salvarlo sea como sea,
aunque no tenga ni la más remota idea de cómo hacerlo.

Con la ayuda de Ganesha vamos a empujarlo hasta una poza de agua salada, en la que estará a salvo de las corrientes traicioneras.

Tendremos que buscarle comida , debemos conseguir peces pequeños y hacer que empiece a comer poco a poco.

Haremos turnos para que no se sienta solo,  para que se recupere y sea el primer miembro acuático de la pandilla Noé.

No ganamos para sustos !!!

Anuncios

9 comentarios en “Día 283: Superviviente

  1. Van Rap:

    Que sepas que contaba contigo para que me dijeras de qué cetáceo se trataba jijiji.

    Ahora ya sé que Marcos es un Calderón.

    (Le hemos puesto ese nombre en honor del ilustrador oficial de Cabo Leeuwin).

    Calamares? Ok. Ya me quedo más tranquila con esta información.

    No sé cómo podría sobrevivir en Cabo Leeuwin sin tu ayuda…

    Gracias 🙂

    Le gusta a 1 persona

  2. Anne:

    Me gusta la entrada porque me gusta saber de Anne Bonny y de Cabo Leeuwin; porque en todo el mundo la magia mueve sus hilos invisibles, pero en Cabo Leeuwin esos hilos casi se pueden apreciar, tililando frente a los azules que la envuelven…

    …Ver al calderón común varado en tu playa me llena de tristeza, aunque sólo sea uno más de los muchos que sucumben en orillas, desorientados, mutilados por las hélices de los barcos o machacados por sus proas.

    No sé si toda la magia de Cabo Leeuwin, volcada en la empresa que te espera, será suficiente. Creo que el calderón es víctima de la enfermedad, por lo delgado que está: mira como se le marcan las costillas…

    Si consigue sobrevivir -intenta pescar calamares utilizando alguno de los abalorios brillantes que tienes, en noche sin luna, con alguna antorcha a tu lado: calamares es lo que más le gusta a los calderones; yo te mandaré algunos en cuanto llegue al GdC-, debería llamarse Fénix, por no llamarle Lázaro.

    Salud, suerte y resignación, Anne.

    Le gusta a 1 persona

Tus comentarios me alimentan....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s