Día 295: Recibo una botella con comida ¡¡¡¡

Envío del GdC

Si no lo veo no lo creo.

Si me lo cuentan digo que es mentira.

Esta mañana a bordo de “La Hispanidad”  me he topado con un regalo de marea ANTES de que llegara a la playa. Estabamos a 2 millas de Isla Vecinos cuando he visto algo flotando. Era una botella y no estaba vacía.

No he tenido que abrirla para saber que era un envío de Van Rap desde el GdC. Una crema de espinacas con queso, una crema destinada a paliar mi hambre. Mi maná.

El maná de los israelitas llegaba a un desierto de arena. El mío también llega al desierto, pero de agua.

Gracias 🙂

Anuncios

5 comentarios en “Día 295: Recibo una botella con comida ¡¡¡¡

  1. Desafío a los oceanógrafos con los que me trato a que recalculen todo el modelo de circulación de las masas de agua a lo largo del planeta…

    Mientras ellos lanzan al espacio satélites que detectan diferencias de un centímetro en la altura de los océanos y la trayectoria de las grandes corrientes, el tráfico de botellas entre Cabo Leeuwin y el mundo -y viceversa- juega con las aguas con la inocencia del niño que dibuja ríos a través de la arena de la playa, y dibuja un mandala que se crea y se diluye cada uno de los 295 días.

    Un honor y una ilusión, servir a la Dama de Cabo Leeuwin.

    Le gusta a 1 persona

Tus comentarios me alimentan....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s