Día 302: Silencio

image

PARECE
que
se me ha comido la lengua
un gato.

(son las consecuencias de subirse en una montaña rusa)

Anne

Anuncios

4 comentarios en “Día 302: Silencio

  1. Cabo Leeuwin nos enseño, ya hace mucho, a esperar.

    No importa cuál es el rumbo; siempre se acaba descubriendo una tierra surgiendo por encima del horizonte: vivimos en una isla líquida picoteada de tiznes de tierra firme.

    Salud, suerte y tranquilidad, Anne: nos mantenemos al pairo

    Le gusta a 2 personas

  2. Jesús López

    Debe de ser el mismo gato que se pasó este fin de semana por mi casa.

    Tan bien se estaba subiendo por la montaña rusa, viendo las hermosas vistas, que no me preparé para la vertiginosa bajada. Uno nunca se acostumbra a la amarga sensación.

    Cuídate. Si vuelvo a ver al gato le daré pescado, que les encantan y así se olvidan de comer lenguas muy vivas.

    Le gusta a 1 persona

Tus comentarios me alimentan....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s