Día 304: De vuelta

tumblr_nv7gojzk991uhreppo1_500

En esta ocasión la vuelta desde Playa Vecinos se ha complicado un poco más de lo previsto, y más tenemos en cuenta que yo había imaginado una plácida  excursión de ida y vuelta a lomos de mi ballena piloto (Marcos), algún pequeño hurto de comida que ya tenía controlada desde mi anterior visita, y nada más.

Pero a la realidad le gusta jugar a los dados, y esta vez venían cargados con una gran sorpresa llamada “tigre nadando”.

Esto era lo último que podía esperar, y eso que estaba preparada para localizar al propietario del cello que componía sin quererlo la banda sonora de mi Cabo Leeuwin. Lo había imaginado como un ser de otro planeta, como un loco, o un mono muy inteligente, y además pretendía robarle su instrumento, ya que el silencio de los ultimos meses me hacía pensar que el hambre lo había consumido hasta matarlo.

Después de 3 días de rastreo exhaustivo en Playa Vecinos el resultado era el siguiente:

  • Ni sombra del tañedor de cello.
  • Ni rastro de la comida que buscaba
  • El caballo estaba vivo y un poco más gordito ( ???)
  • Y lo peor de todo…..¿dónde estaba el cello?

Al cuarto día abandoné mis esperanzas y silbé para llamar a Marcos. Marcos no vino. Silbé más y más y Marcos seguía sin venir. Mal.

Al quinto día me eché al agua dispuesta a nadar. Vi al tigre. Me di la vuelta. El tigre no me siguió. Grité. Más. Marcos sin aparecer, o lo peor, Marcos a trocitos en el estómago del tigre. Lloré. Un rato más. Me quedé dormida.

Un día con fecha desconocida ( sin mi calendarío no soy nadie) me lancé al agua y estuve nadando sin parar hasta que mis rodillas chocaron con la arena de Playa Sillón en Cabo Leeuwin…

Creo que estoy viva.

Anne 🙂

Anuncios

10 comentarios en “Día 304: De vuelta

  1. Anne, no sufras por Marcos. Los tigres son buenos nadadores, pero no son osos polares, y ni éstos tendrían nada que hacer con un calderón. Quizás pasó por ahí cerca una “calderona”, o un calamar que se resistía a ser capturado…

    ¡Qué pícara! robando comida, instrumentos musicales…

    ¡Pero es que Cabo Leeuwin no te lo pone fácil, a veces!

    Salud y suerte, Anne

    Le gusta a 1 persona

  2. Joooo!!
    Menos mal que estas viva!!
    Te echaba de menos
    Con lo que disfruto leyendo tus Subrealistas historias…
    Anne… que seria de mi sin tu literatura?
    Creo que tengo algun post pendiente sin leer. No podre comentar en todos pq ando sin tiempo ultimamente. Pero un beso sobre la estrellita del me gusta te dare, seguro.
    Ten cuidado en el agua. No quiero que corras riesgos.
    Mil besitos de Vuelta

    Le gusta a 1 persona

Tus comentarios me alimentan....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s