Día 326: LLuvia que no cesa

Cueva lluvia Leeuwin

Pasan
los
días
y la lluvia NO cesa.

La cueva se ha convertido en un colador, pero aún así sigue siendo la mejor opción para mantenerse casi seco.

Creo que tarde o temprano mis huesos empezarán a quejarse por la falta de sol y de calcio. Quiero que el cielo deje su escurrimiento para otro momento. Quiero fruta. También quiero carne pero eso ya es harina de otro costal…

Saludos en remojo.

Anne

Anuncios

8 comentarios en “Día 326: LLuvia que no cesa

  1. Me encanta tu forma de expresar ése entorno…en una forma tan hermosa, poética y natural !
    Sigue escribiendo así.
    Identifico ésos estados de ánimo con mucha claridad y percibo tu creatividad… admiro tu imaginación y sensibilidad…Sigue….sigue…aún faltan muchos días, y seguirá lloviendo…?
    Saludos

    Le gusta a 1 persona

  2. F.J.

    Jajaja así es ( ya veo que conoces mis clásicas quejas por el calor).

    Da la impresión que el ser humano tiene tendencia a la queja. Si hacer calor porque hace calor, si llueve porque llueve, ….y así eternamente…

    Saludos,

    Anne

    Le gusta a 1 persona

Tus comentarios me alimentan....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s