Día 365: Leer… j’adore

image

A veces no llegan botellas cargadas de comida a Cabo Leeuwin, en ocasiones recibo libros flotantes que han pactado con el demonio para evitar que el agua los destruya.

Libros que alimentan.
Comida que no pasa por el estómago.

********
“No intento recordar las cosas que suceden en los libros. Lo único que le pido a un libro es que me inspire energía y valor, que me diga que hay más vida de la que puedo abarcar, que me recuerde la urgencia de actuar”
********

Anuncios

5 comentarios en “Día 365: Leer… j’adore

  1. Las palabras se las lleva el viento… y navegan hasta Cabo Leeuwin.

    Ladrillos con los que se construye un universo donde perderse… o encontrarse.

    Nunca estás sola, Anne. Mira atrás y recuerda todas las conversaciones desde que fuiste abandonada en Cabo Leeuwin. Pero tus libros son algo más. Son tus compañeros. Espero que este que te acaba de llegar sea digno de tal título.

    Mis respetos, por cierto, a la Pandilla Noé.

    Salud y palabra, Anne

    Me gusta

Tus comentarios me alimentan....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s