Día 387: Enrhumé

enrhume-diario-isla-leeuwin.png.png

Soy una buena anfitriona, no hay porqué negarlo. Y es justamente por esta razón, por la que me encuentro en semejante tesitura.

Hace unos días llegó a Cabo Leeuwin el otoño, un  hombre con una nube gris por cabeza, que ha campado a sus anchas por todos los rincones de la isla hasta convertirse, más que un jefe, en un rey feo,oscuro y lluvioso.

Ha tomado posesión del territorio como lo hacen tan solo aquellos que se saben bienvenidos, aquellos que desde la lejanía del verano han escuchado las continuas llamadas solicitando el fin de esa asfixiante estación llamada verano.

El maleante y sus falsas ínfulas ha tenido el descaro de hacer de mi cuerpo su propio instrumento.

Mis bronquios forman parte de un órgano de tubos mal afinado. Respiro mal y le importa un comino. Toso como una romántica tuberculosa, a la vez que un lagrimeo transforma mis mejillas en una catarata de agua salada.¡¡¡Y qué decir de las fiebres que atacan mi entendimiento, hasta hacerme dudar de si vivo o muero … !!!

Recorro ya el camino de vuelta.

Pronto estaré libre del otoño (al menos dentro-de-mi-cuerpo).

Anne

 

Anuncios

5 comentarios en “Día 387: Enrhumé

Tus comentarios me alimentan....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s