Día 402: Ganesha y el hurto

fb_img_1480236789139.jpg

¿Cómo puedes convencer a un elefante de que no hace falta comerse todas las reservas de plátanos que llegaron con la marea a Cabo Leeuwin?

Respuesta: de ninguna manera.

Ganesha, el miembro de mayor tamaño de la Pandilla Noé, ha hecho de las suyas arrasando en una sola noche con todas las reservas de plátanos que habíamos almacenado. Y aunque él ha intentado disimularlo, hay cosas, que aunque quiera, un elefante no puede disimular.

Esta mañana se estaba dando un baño y cuando le he preguntado:

—Ganesha, ¿no habrás visto por casualidad una montaña de plátanos en la entrada de la cueva?

El se ha limitado a poner cara de: ¿Yo?…¿Plátanos?….No he visto ninguno….

No he necesitado más que mirarle a los ojos….los ojos de un elefante mentiroso hablan por si solos.

Anne

Anuncios

16 comentarios en “Día 402: Ganesha y el hurto

  1. Ganesha tiene el futuro resuelto, si algún día deja Cabo Leeuwin…

    Su capacidad escénica es mayor que su trompita: esos ojos, esos pelos de punta, esa cara de haber sido injustamente acusado, de ofendido desde la más absoluta inocencia… ¡ impagable! Me lo imagino clamando mientras con la trompa sostiene un plátano ante sus ojos… “to be… or not to be! ”

    Salud y fortuna, Anne. Si Ganesha hubiera sido un mono, a ver cómo saltaban la montaña de pecadoras de plátano. ..

    Le gusta a 1 persona

Tus comentarios me alimentan....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s