Día 406: Coliflor flotante

Si no fuera porque mis pulmones están libres de gases tóxicos, y mi cerebro recuperado de su estado de conciencia alterada, diría que este objeto que ha llegado flotando a Cabo Leeuwin es todo menos una coliflor.

Pero mi proveedor habitual (Van Rap) está en tierra y el buque oceanográfico García del Cid atracado en algun puerto esperando una nueva misión.

No importa su origen. La comida es siempre comida.

Bienvenida. 

Anne

Anuncios

8 comentarios en “Día 406: Coliflor flotante

  1. Querida Anne:

    Sería una coliflor, pero parece más un yesso de los que abundan en estas tierras de secano y estepa junto a las que vivo.

    Quizás no sea posible, pero hay que intentarlo…

    El Canal Imperial de Aragón, que antes o después acaba vertiendo sus aguas en el Ebro, pasa a escasos metros de mi casa.
    ¿Soportará una botella de vidrio -me veo incapaz de añadir más plástico al océano- los saltos desde los embalses y atravesar el Mar de Aragón, donde fauces monstruosas acechan bajo su superficie?
    De alguna manera, igual que mágicamente -algún día SETI debería enfocar sus antenas hacia el horizonte, en vez de hacia el cielo: tal vez se llevase una sorpresa-llegan tus botellas hasta aquí, tan lejos de la mar, han de llegar hasta Cabo Leeuwin, con provisiones, desde tierra adentro.

    Salud y dedos cruzados, Anne

    Me gusta

Tus comentarios me alimentan....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s