Día 425: Muerte, morirás. 

24-Mayo-2017

Muerte no te enorgullezcas,

aunque algunos te llamen poderosa y terrible,

puesto que nada de eso eres;

porque todos aquellos a quienes creíste abatir no murieron,

triste muerte,

ni a mi vas a poder matarme,

esclava del hado,

la fortuna, los reyes y los desesperados,

si con veneno, guerra y enfermedad y amapola o encantamiento

se nos hace dormir tan bien y mejor que con tu golpe,

de qué te jactas,

tras un breve sueño despertamos a la eternidad y

la muerte dejará de existir,

muerte,  morirás.”

(John Donne)

Día 424:  Visitantes con 4 patas

Nuevos visitantes llegan a Cabo Leeuwin.

La pregunta es ¿cómo? ¿para qué? 

Ahora que la comida escasea más que nunca, ésto parece una provocacion.

*******

Si vis pacem, para bellum.

*******

Anne

Día 423: Grandes esperanzas

A pesar de estar mojado y cubierto de     hojas, este objeto hará  las delicias de su próximo lector.

Y lo mejor es que yo soy la única lectora en Cabo Leeuwin….¿ o no?

Si fuera un Donald Ray Pollock me haría feliz. Muy feliz.

Anne

Día 422: Un día se acabará el papel

Libro antiguo Diario Naufrago Leeuwin

A veces pienso en el futuro y en lo que ocurrirá cuando se acabe el papel. También pienso que antes de terminarse el papel, desaparecerán otras muchas cosas, y entonces lo del papel pasará a un lugar más secundario en el escala de necesidades en Cabo Leeuwin.

Reconozco que para una vez que escribo en papel y queda constancia de ello, otras muchas escribo sobre la arena, cuando la marea está baja y no hay riesgo de borrado inmediato.

También suelo hacerlo sobre la corteza de los árboles, pero no de cualquiera, sino de aquellos ejemplares que tienen una corteza blandita y un fondo blanco. Estos son mis libros favoritos, son libros vivos cuyas letras se van modificando con el paso de las estaciones.

Me voy a pescar. Tengo hambre.

Anne

Día 421: Viajes y regresos

Cocodrilo muerto

“Viajar sirve para ajustar la imaginación a la realidad, y para ver las cosas como son en vez de pensar cómo serán”.

Samuel Johnson

Día 420: Óleo sobre tabla Leeuwin

Se trata de una pequeña tabla que siempre ha estado colgada en la pared de la cabaña.

Alguien pintó lo que veía y hoy yo sigo viendo lo mismo. Casi lo mismo. La barca de madera ya no está. Ahora estoy yo.

Anne

Día 419: El lenguaje secreto de los colores

No necesito instrucciones para saber que las aguas que rodean a Cabo Leeuwin, están gritando mi nombre.

La temperatura del aire es la primera señal. El olor del mar es la segunda. Sólo falta que el sol lo aplaste todo y que yo encuentre mi sombrero anti manchas.

Anne