Día 37: ¿Qué hace un mono subido en ese poste?

Estoy intentando convencerle para que baje...

No se si es fruto del aburrimiento o de que mis cuerdas vocales se están atrofiando por la falta de uso, pero por hablar con alguien lo hago hasta con los monos.

Esta mañana de sol y de viento me he dado de bruces con un poste que nunca supe que hacía ahí, y con un mono subido en él como si fuera un vigía de occidente con problemas de hirsutismo.

Podía haber pasado de largo, mirar hacía otro lado, pero no, aquí las cosas no funcionan así. En este lugar un suceso como éste, es sin duda lo más curioso que me iba ocurrir en muchas semanas.  O quizás en meses.

Me he sentado frente a él a una distancia suficiente para no tener la cabeza en posición incómoda, le he hablado de mis cosas, le he cantado una canción de cuna que ni siquiera creía haber conocido, le he preguntado una y mil veces y el que podía haber sido mi antepasado ni siquiera me ha mirado.

En algún momento me he quedado dormida fruto del calor, del aburrimiento y del dolor de mi mandíbula poco habituada a semejante ajetreo. Al despertar el poste estaba vacío….

 

 

Día 36: Fabricando huellas en la arena

A veces fabrico huellas falsas en la arena

En estos días de verano precipitado cuando la naturaleza me ofrece todos sus manjares sin pedirlo, el tiempo libre se multiplica por tres y busco nuevas formas para llenarlo.

Lo lleno pensando en los libros que me gustaría leer y que nadie ha escrito, también lo lleno imitando a la cigarra haciendo acopio de alimentos para cuando llegue el frío, pero sobre todo lo lleno haciendo extravagancias.

No es cuestión de contarlas todas de golpe ya que alguien podría pensar que el calor y el aislamiento han hecho mella en mi cerebro. Así que hablaré sólo de una.

Confieso aquí en el silencio de este cuaderno mudo, que me dedico a fabricar huellas falsas en la arena de la playa sur. Equipada con mis botas que guardo como un tesoro, marco huellas de diversos tamaños y con distintas direcciones. Imagino paseos de varias personas, personas con animales, animales solos. Luego me siento y las observo, intento adivinar de que hablaran, si reirán, si harán planes para el día y soñarán con volver a esta isla en la que nunca han estado…

Porque su isla…..es…..mi….isla.

Anne