Día 14: Petroglifos en la isla

No estoy sola en esta isla

Hoy, en mi paseo diario de exploración he aprovechado mis botas recién estrenadas para adentrarme en una cueva.

Hasta ahora mis pies descalzos lo hacían imposible, pero con la seguridad de la goma  me he sentido capaz de dejar mis miedos junto a la entrada, y me he lanzado a la oscuridad como la intrépida mujer que no soy.

Esperaba como mucho no encontrar nada, pero la isla, mi isla, está dispuesta a ofrecerme un verdadero mundo lleno de todo lo que puedo desear. Hoy he deseado ver arte y he descubierto un arte antiguo, petroglifos.

Y yo que pensaba que nadie había vivido aquí…. Me equivocaba. Los que vivieron antes que yo lo hicieron hace miles de años, en un lejano Neolítico en el que yo no era ni un mero proyecto.

Mí día 14 me ha traido un museo, lo llamaré, Arte Rupestre nº 14.

Anne