Día 295: Recibo una botella con comida ¡¡¡¡

Envío del GdC

Si no lo veo no lo creo.

Si me lo cuentan digo que es mentira.

Esta mañana a bordo de «La Hispanidad»  me he topado con un regalo de marea ANTES de que llegara a la playa. Estabamos a 2 millas de Isla Vecinos cuando he visto algo flotando. Era una botella y no estaba vacía.

No he tenido que abrirla para saber que era un envío de Van Rap desde el GdC. Una crema de espinacas con queso, una crema destinada a paliar mi hambre. Mi maná.

El maná de los israelitas llegaba a un desierto de arena. El mío también llega al desierto, pero de agua.

Gracias 🙂

Día 210: Una tortuga llamada Van Rap

image

Esta tortuga se ha presentado en la puerta de mi cabaña.
He dado por hecho que su brújula interna estaba averiada, así que apoyada sobre mi mano la he llevado a la orilla del mar para que entrara en su medio natural.
Cada vez que la depositaba en la arena espumosa volvía a darse la vuelta para correr en dirección contraria a las olas.
Una vez, dos, tres….
La cuarta vez una ola le ha dado la vuelta y entonces lo he entendido todo.
Tres letras grabadas en la parte inferior de su concha …
GdC.

Anne

Dïa 195: Un palet roto… ¿a la hoguera?

palet

Como si de un barco huérfano de velas se tratara, hoy la marea me ha traído un palet, un palet roto.

Ayer por la tarde no estaba, Playa Dulce aparecía limpia y vacía, ni restos de algas ni medusas ni palos de escoba. Imagino que con la noche llegó este pasajero de madera para hacer de mi hoy un hoy especial.

¿Qué puedo hacer con él?  Lo más fácil sería depositarlo en brazos de una hoguera, conseguir calor, luz, protección y una sopa de pescado caliente, pero no voy a hacerlo. Ha recorrido miles de millas para quedarse varado en Cabo Leeuwin y no es justo convertirlo en cenizas.

¿Qué uso le doy a mi nuevo palet ?

Brainstorming:

* Aislante para el suelo de la cabaña

* Panel para dejarme notas a mi misma

* Atalaya para mirar el horizonte desde 10 cm más arriba

* Escultura con madera

* Dejarlo donde está y llamar a ese trozo de Playa Dulce, Playa Palet

* Devolverlo al mar

Creo que al final lo usaré para todo. Primero hacer, luego deshacer. Y al final, si me canso, o tengo más hambre de lo normal, o tengo frío, se lo daré a Hefesto.

(Nota: Si lo devuelvo al mar y se cansa de flotar se irá al fondo. Si se va al fondo se podría atascar con la sonda de barrido lateral del GdC y eso no sería bueno.)

Anne

Día 181: Robando sismógrafos

image

Esto no es lo que parece. No es un palo vestido de amarillo ni es un tucán abrazado a otro tucán.
Esto es el resultado de mi primer robo acuatico, un robo de tecnología punta que venderé al mejor postor a cambio de comida.

Y es que cuando hay hambre se acaba la poesía. Cuando el estómago grita no sirven los poetas románticos ni los grandes novelistas de todos los tiempos. No sirve la filosofía ni las grandes religiones…

Sólo
sirve
la comida.
OBS secuestrado.
Rescate: su peso en comida.

Anne