Día 177: Huevo en alquiler

image

Esta mañana mientras paseaba mi hambre por playa Sillón, me he encontrado con un huevo abandonado.
Mi estómago sólo ha visto comida,  mi cabeza ha imaginado una tortuga muerta en su interior, y yo he tragado saliva haciendo como que la cosa no iba conmigo.

Día 137: El paraíso cabe dentro de un huevo de tortuga

Image

 

A veces busco el paraíso donde no es posible encontrarlo,  paso horas mirando al horizonte buscando barcos que me traigan la libertad, pero es inútil, el paraíso de mi libertad está en mi Cabo Leeuwin.

Aquí tengo mi cabaña, mi hambre, tengo un mar desconocido del que a fuerza de notarlo sobre mi piel se ha hecho mío. Tengo peces, pájaros, tengo bayas silvestres, y cuando la marea lo estima oportuno, tengo mis playas llenas de tesoros.

Hoy mi hambre y yo hemos descubierto un nido en la arena, hoy el paraíso es tridimensional y cabe dentro de un huevo de tortuga.

Anne.

 

Día 86: Huevos fritos para Navidad

 

Ayer día de Navidad la Divina Providencia me trajo un regalo inesperado, un maná caído del cielo que me alegró el estómago ante la posibilidad de un nuevo alimento ya casi olvidado.

Hacía un par de días había descubierto un nido ocupado por un pájaro negro, con pico amarillo y plumas brillantes. Esta visión me hizo salir corriendo como alma que lleva el diablo, pero imaginando la posibilidad de que acabara de poner sus huevos.

Ayer, armada de un valor que tenía olvidado, volví al nido con un palo dispuesta a robar el preciado alimento que me había estado vetado por razones ornitofóbicas.

Dicho y hecho. Gracias a Dios el propietario y sus plumas horribles estaba ausente, así que sin nocturnidad pero con alevosía me hice con el botín.

Menú festivo para Navidad. Huevos fritos que me supieron a gloria bendita.

Anne (la ladrona)