Día 240: La libertad de la distancia

playa leeuwin

Ahora que el verano ha dado de lleno con este planeta llamado Tierra, se que la única y exclusiva razón por la que mi paraíso está libre de las avalanchas humanas, es por la distancia que lo separa del resto del mundo habitado.

Se que estas playas vírgenes se verían mancilladas por no-naúfragos, muertos y penados por teñirse de negro bajo un sol potencialmente melanómico.

Se que la pandilla Noé tendría que subirse a los árboles o desaparecer en el interior de la isla para no ser vista, para evitar que la marabunta confundiera a sus miembros con seres mágicos y se los arrebatara a Cabo Leeuwin.

Gracias que los mapas se borraron y las brújulas son incapaces de indicar el camino hacia este lugar.

Anne ( a salvo )

Día 232: Pantera nebulosa de Leeuwin

????????????????????????????????????

Hace años cuando pisé las arenas de mi Cabo Leeuwin por primera vez, pensé que si no me mataba el hambre lo haría sin duda el animal que se escondía tras un rugido terrorífico.

Pocos días después pude verlo, se trataba de una pantera con unos colmillos exageradamente largos en relación con el tamaño de su cuerpo. Debía pesar unos 64 kilos y sin duda era un macho.

El antiguo habitante de Cabo Leeuwin dejó escrito que de su viaje a Formosa no volvió solo, lo hizo con una pequeña jaula en la que llevaba un cachorro de pantera nebulosa que le robó a un lugareño.

Al igual que yo la pantera sigue viva. Yo lucho por comer y el hace lo mismo pero sin cruzar nuestras búsquedas de alimento. Nos respetamos y solo de vez en cuando nos vemos, aunque ambos miramos hacia otro lado como si fuéramos fantasmas.

El respeto que existe entre nosotros es el propio de dos especies que si intuyen prontas a la extinción.

Ser un náufrago en una isla desierta, o una pantera nebulosa de Formosa perdida en Cabo Leeuwin, son dos caras de la misma moneda.

Anne

Día 224: Manualidades Leeuwin (madera)

cocodrilo leeuwin

Podría haberme quedado a la sombra para terminar de curar los últimos males que han hecho de mi cuerpo su residencia de primavera, pero en un alarde de lucha contra la procastinación he hecho lo siguiente:

* He buscado madera (nogal Leeuwin)

* He sacado de su escondite las gubias que mi predecesor desconocido guardaba como oro en paño

* He fabricado una cruz

* Me he crecido con mi primera obra y he decidido aumentar la Pandilla Noé

* He tallado un elefante…..desastre  => Destino: fuego

* He tallado un tarsero …..desastre y 1/2 => Destino fuego

* He tallado un cocodrillo  🙂

Me siento artista….

Anne

Día 212: Jerbo Leeuwin

image

Jerbo “orejas largas Leeuwin” es el nuevo fichaje de la pandilla Noé.

Tengo la impresión de que inconscientemente genero un campo magnético que atrae a animales raros…

Mejor dicho, no es una impresión…

Nota:  En este caso mi jerbo Leeuwin, además de extravagante…
es s-o-r-d-o.

Desde mi isla arca,

Anne

Día 210: Una tortuga llamada Van Rap

image

Esta tortuga se ha presentado en la puerta de mi cabaña.
He dado por hecho que su brújula interna estaba averiada, así que apoyada sobre mi mano la he llevado a la orilla del mar para que entrara en su medio natural.
Cada vez que la depositaba en la arena espumosa volvía a darse la vuelta para correr en dirección contraria a las olas.
Una vez, dos, tres….
La cuarta vez una ola le ha dado la vuelta y entonces lo he entendido todo.
Tres letras grabadas en la parte inferior de su concha …
GdC.

Anne

Día 203: Cerdos Leeuwin nadando…cerdos amigos

cerdos leeuwin

Cuando crees que lo has visto todo, te das cuenta de que en realidad no-has-visto-nada.

Por muchas vueltas que hayas dado por el mundo, por muchas playas que hayas descubierto y bautizado, por muchas cuevas exploradas y fondos marinos repasados a golpe de pulmón, al final la naturaleza te sorprende dejándote la boca abierta de par en par mientras …… ves a dos cerdos nadando en el mar y llegando a Cabo Leeuwin.

Al final voy a pensar que mi isla no está tan apartada del mundo real como yo imaginaba, que no lejos de aquí  ( no más allá de lo que un cerdo puede recorrer nadando sin ahogarse ) hay vida humana.

En pocos minutos estos dos atletas estarán en Playa Piedras y es justamente el tiempo del que dispongo para crear vínculos mentales de amistad con los visitantes.

Voy a contar: 1-2-3……………….78…….123……

Todavía veo comida con patas ¡¡¡¡

Sigo contando:  152….198…..617, 618……

No tengo hambre.Son amigos. Los amigos no se comen.

Los-amigossss-nooooo-son-comestiblessssss.

Anne

Día 198: Visitas nocturnas….un tejón melero

tejon leeuwin

No respiro, no hago ruido, cojo la cámara y fotografío a este tejón melero que ha decidido esta noche acercarse a mi cabaña, como si se tratara de un perro raro con medio cuerpo teñido de negro.

Es la primera vez que lo veo y ya se que no me gusta. Parece agresivo. Es agresivo. Me ha enseñado los dientes y desafiante me ha mirado como si yo no le diera ningún miedo.

1-2-3…. voy contando en silencio. Ya se va. Se va….Se ha ido.

Me temo que aunque compartamos isla, este tejón no estará incluido en mi Arca de Leeuwin.

Anne

Día 187: Tarsio no crece

Tarsio Leeuwin

TARSIO apareció por mi isla en un día en el que aburrimiento me rodeaba como un cinturón poco apretado.

Al principio no supe identificarlo, y más tarde tampoco. Era un bicho raro con ojos enormes que parecían gafitas. 16 centímetros de altura. Temí que tuviera alas, qué fuera un murciélago, qué mordiera, qué se lanzara sobre mi para arrancarme la nariz, pero pronto me di cuenta de que estaba más cerca de ser un mono inofensivo que un ave carnívora.

Ha pasado más de un año desde entonces y Tarsio no ha crecido, sigue siendo pequeñito y tan dulce como la melaza. Es miedoso, enseguida se pone a temblar y cuando está aterrado deja de respirar.

A pesar de que desearía tocarlo, cogerlo con las manos y llevarlo de excursión en uno de los bolsillos de mi chaqueta, nunca lo he hecho. Se que no le gusta, se que no controla su angustia y que sus ojos redonditos me dicen que necesita tiempo para acostumbrase al contacto humano.

No hay problema Tarsio, yo tengo todo el tiempo que me otorga la esperanza de vida de un hommo sapiens. Se que tarde o temprano te daré pena, qué tu aprenderás a gestionar tu miedo hiperventilando, y que pronto te llevaré de pasajero en la cesta de mi futura bicicleta Leeuwin.

Desde Cabo Leeuwin,
Anne

Día 157: Una mangosta en Cabo Leeuwin

Imagen

Un ser vivo, un mamífero placentario, un bicho, un herpéstido, una cosa con cuatro patas, da igual, estoy encantada con la presencia en Cabo Leeuwin de un animal vivo que como yo, prefiere vivir fuera del agua.

Hoy nos hemos visto por primera vez, me ha mirado, la he mirado

Naúfraga y mangosta….el principio de una gran amistad…más allá del hambre.

Anne

Día 134: La familia crece … elefante Leeuwin

Imagen

No lo sé, no lo entiendo, no me preguntes ….

Esta mañana es playa Sur me he encontrado a este pequeño elefante haciendo submarinismo en la arena. Me ha costado Dios y ayuda sacarle la trompa, pero al final las olas me han ayudado.

Ha pasado el resto del día un poco mareado, hacía ruiditos mientras le acariciaba las orejas. Creo que ahora tiene hambre y yo tengo dudas, ¿qué comen los elefantes? 

Anne