Día 78: Mi sillón de madera en playa norte

Dentro de mi paraíso tengo una serie de lugares dedicados a la observación del mar. Son espacios en los que la naturaleza y los elementos me han ayudado a crear líneas que se adaptan a las formas de mi cuerpo.

Este es mi sillón de madera colocado ( gracias a una fuerte marea) en playa norte. No es un Diamond ni un Wassily pero su valor es inmensamente mayor.

Lo llamo Fauteuil Leeuwin y sentada sobre él he pasado largas horas con la mirada perdida en un horizonte tan plano como mi vientre.

Pronto cumpliré un año en este lugar….mi suerte no tiene límites. Mi único límite es mi piel.

Anne