Día 155: Home sweet home

Imagen

 

Como alguien dijo una vez:  En su casa, hasta los pobres son reyes.

Pues bien, esta es mi casa, mi hogar, ese lugar en el que paso las horas cuando no estoy buscando comida, cuando no recojo agua, cuando no persigo tortugas, cuando no recorro las playas de Cabo Leeuwin es busca de restos de naufragios.

Esta es mi cabaña de verano. La de los días de sol y viento. 

Anne

Anuncios

2 comentarios en “Día 155: Home sweet home

  1. Y bien pertrechada, veo, por si recibes visita.

    Entre los que la isla te hace percibir y los que hollan sus arenas justo cuando no estás, sería fabuloso montar un cottage de bed & breakfast para huéspedes poco exigentes pero ansiosos por entender qué es el paraiso.

    Salud, suerte y feliz business

    Me gusta

Tus comentarios me alimentan....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s