Día 240: La libertad de la distancia

playa leeuwin

Ahora que el verano ha dado de lleno con este planeta llamado Tierra, se que la única y exclusiva razón por la que mi paraíso está libre de las avalanchas humanas, es por la distancia que lo separa del resto del mundo habitado.

Se que estas playas vírgenes se verían mancilladas por no-naúfragos, muertos y penados por teñirse de negro bajo un sol potencialmente melanómico.

Se que la pandilla Noé tendría que subirse a los árboles o desaparecer en el interior de la isla para no ser vista, para evitar que la marabunta confundiera a sus miembros con seres mágicos y se los arrebatara a Cabo Leeuwin.

Gracias que los mapas se borraron y las brújulas son incapaces de indicar el camino hacia este lugar.

Anne ( a salvo )

Anuncios

Un comentario en “Día 240: La libertad de la distancia

  1. Si hubiese registro gráfico de dónde se halla tu isla tus seguidores lo quemaríamos -yo, al menos, lo haría-. Me conformo con las botellas y saber que existe tal como tú la vives y que la vives tal como tú quieres, y defendería ambas cosas a sangre y fuego de la marabunta.

    Quien quiera conocer la isla, que venga aquí.

    El sábado el GdC llegó a Barcelona después de cinco días en Cabrera… un poco más y sucumbo ante la muchedumbre de pseudorefugiados bien alimentados y olfativamente agresivos… me hacían recordar las imágenes de Rick Deckard abriéndose paso entre la multitud por las calles de una Los Ángeles eternamente lluviosa.

    Salud, suerte y ocultación, Anne

    Me gusta

Tus comentarios me alimentan....

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s